NO TE PIERDAS

BUSCADOR










jueves, 11 de junio de 2015

Cardenal Newman Chesterton y CS Lewis el Movimiento de Oxford







JORNADAS DE LITERATURA CONTEMPORANEA: Movimiento de Oxford y sus consecuencias: Bto. J.H. Newman, G.K. Chesterton y C.S. Lewis

Durante los días 24 al 26 de Octubre del 2013 en la UNSTA (Tucumán-Argentina), se organizaron Las Jornadas de Literatura Contemporánea que nacen con una triple intención.

En primer lugar, acoger el llamado que Benedicto XVI hizo a los cristianos, en numerosos mensajes: "volver a presentar al mundo la belleza de Dios" en sus distintas manifestaciones; especialmente en el Año de la Fe, proclamado por él mismo, que concluirá el próximo 24 de noviembre, en la Solemnidad de Cristo Rey del Universo. En un discurso dirigido a los artistas, Benedicto XVI señaló la firme necesidad que el artista tiene de Dios y subrayó al mismo tiempo la necesidad que la Iglesia tiene del arte para realizar la "nueva evangelización" que se propone. En estas líneas, el Santo Padre destacó que la belleza "puede convertirse en un camino hacia lo trascendente, hacia el misterio último, hacia Dios". En segundo lugar, deseamos que estas Jornadas sirvan como modo de preparación a la celebración del Año Jubilar de la Orden de Santo Domingo que cumplirá sus 800 años de vida en el año 2016.

Finalmente, las Jornadas de Literatura pretenden ser un homenaje al escritor J.R.R. Tolkien, a los 40 años de su fallecimiento, acontecido en 1973. Disertante:

Prof. Eduardo B.M. Allegri. Es profesor en Letras por la Universidad Católica Argentina. Desde 1978, ejerce la docencia en los distintos niveles de enseñanza secundaria, terciaria y universitaria en la Argentina y México, en cátedras, cursos, seminarios y conferencias de Literatura, Filosofía del lenguaje, Comunicación, política y otras disciplinas humanísticas. Ha publicado artículos, ensayos, prólogos y poemas en diversos medios académicos y de divulgación. En la actualidad, edita y publica sus libros y trabajos en versión digital Miembro de la Academia del Plata. Participó en la fundación de la Sociedad Tolkien de la Argentina (A.T.A) y ha colaborado en su publicación Mathoms con artículos sobre la obra de J.R.R. Tolkien. Miembro de la Sociedad Chestertoniana Argentina, desde 2005 ha participado con ponencias en las Jornadas Internacionales e Iberoamericanas (I, III, y V) organizadas en la Argentina por esa entidad y el Chesterton Institute for Faith & Culture del Seton Hall University, de New Jersey, EE. UU. y publicado en The Chesterton Review.

El Movimiento de Oxford significó un renacimiento espiritual y artístico en Inglaterra. El resurgimiento católico iniciado en Inglaterra en la época victoriana y del que puede señalar como principal promotor al Cardenal y teólogo John Henry Newman (1801-1890), profesor y preceptor del Oriel College y rector de Santa María, la capilla universitaria de Oxford.

Hay hitos fundamentales que serán objeto de estas jornadas: el Movimiento de Oxford iniciado en 1833 con el famoso discurso de John Keble titulado "La apostasía nacional" (sermón en el que critica la intromisión del gobierno liberal en asuntos de fe). Este movimiento propició el posterior acercamiento de intelectuales y pensadores británicos a las ideas expuestas por Newman en los llamados tractus, escritos en forma de panfletos que tradicionalmente usaban los evangelistas para difundir sus ideas; escritos que el futuro Cardenal empleará como medio para exponer su propio pensamiento acerca de algunos de los principios fundamentales que distinguen a esta generación de pensadores encabezada por Newman: el principio sacramental, de origen platónico (doctrina que consiste en que las realidades visibles y materiales son reflejo e imagen de realidades invisibles). La teoría llamada de la Vía media, que proponía una renovación de la Iglesia cristiana a través del anglicanismo. Tres etapas fundamentales se distinguen, de esta forma, para su análisis: el estudio de esta evolución del líder del Movimiento de Oxford, La influencia de este movimiento en la Inglaterra victoriana; y la conversión sincera de importantes pensadores, escritores, intelectuales y teólogos británicos al catolicismo. De esta etapa fundamental seleccionamos algunos autores claves para estudiar esta evolución y el renacimiento artístico y espiritual que ejercen una notable influencia en el mundo de la cultura británica: G.K. Chesterton, C.S. Lewis, y J.R.R. Tolkien.

Tolkien su Obra y su catolicismo











Tanto J.R.R. Tolkien, católico ferviente, como San Agustín, diagnostican la enfermedad que muchos padecen sin saber nombrar: el hombre siempre quiere algo mas, su corazón no encuentra reposo en la sucesión de eventos, placenteros o no. San Agustín, que es teólogo, dice con claridad que sólo en Dios hallaremos el reposo de los corazones. Tolkien, que está escribiendo literatura del género de fantasía, lo expresa de otra forma y anima a tomar "el camino que lleva al Oeste" donde reposan los corazones. En la Tierra Media de Tolkien, al Oeste sólo está el Mar, un Mar que lleva "mas allá de los círculos del mundo". Más claro es el rey Elessar en el Apéndice final del grueso libro: "no estamos sujetos para siempre a los confines del mundo, y del otro lado hay algo mas que recuerdos".

Cuando las películas sobre las obras de Tolkien se estrenaron en las pantallas de todo el mundo (El Hobbit y El Señor de los anillos) pudimos comprobar cuánto de la obra original de Tolkien ha pasado por alto el director Peter Jackson. La película es bastante fiel al libro y el director ha insistido en la importancia que se dará a la reflexión sobre la muerte, el amor y la lucha del hombre contra la maquina, los mismos temas que Tolkien señalaba en su obra. Eso son buenas noticias para la cultura cristiana y para una generación (¡otra mas!) que ha crecido con hambre de Belleza, Misterio y Verdad y que no sabe ni siquiera que es de eso precisamente de lo que tiene hambre.

J.R.R. Tolkien escribió: El Hobbit o El Señor de los Anillos que hunden sus raíces en toda una mitología y un mundo detalladísimo, recogido en El Silmarillion. Allí asistimos a la Creación, cuando Eru, el Único, reúne a los Ainur (espíritus de naturaleza angélica) para que canten ante Él y, creando, den forma al mundo. Ahí empieza el ciclo de la Tierra Media, del que todo El Señor de los Anillos, con más de 1.000 paginas, es tan sólo un capitulo.

Para el obispo ortodoxo ruso Seraphim Sigrist, la obra de Tolkien tiene la característica de ser una buena fuente de consejos, y por eso lo utiliza para ilustrar su capítulo "Ermitaño" (los ermitaños son quienes dan consejos a los caballeros artúricos) en su libro Theology of Wonder (Teología de la Maravilla). El obispo Seraphim es minoria dentro de la ortodoxia. Señalaba que la juventud rusa ha absorbido durante años con pasión la obra de Tolkien pero sus jerarcas más antioccidentales consideran que se trata de una operación del corrupto occidente para llevar a sus jóvenes al neopaganismo, a la brujería o al catolicismo, que para algunos de estos prelados no es mejor opción.

La obra de Tolkien ha representado una ráfaga de aire entre la asfixia sin alma del comunismo soviético y la deshumanización del capitalismo salvaje.

En el campo católico también hay quien desconfía de la obra tolkieniana. La mitad de las acusaciones que hace se parecen a las que los protestantes enuncian acerca de las imágenes e iconos: que distraen, que confunden, que no son usan términos bíblicos. Y ciertamente, la obra de Tolkien, como los iconos y las imágenes, incluso como la Biblia misma, si se usa mal puede alejar de Dios y llevar a la idolatría.

En este sentido, cabe recordar las palabras del padre Zenon Teodor, uno de los mayores iconógrafos vivos, que dice que si el icono no está enraizado en la adoración (de Dios, no del icono en sí), puede distorsionar la fe de la misma manera que puede hacerlo una teología no enraizada en la oración. La comparación de los iconos con la obra de Tolkien tiene otro sentido: los iconos (la Trinidad de Rublev, la Dormición o la Asunción de la Virgen, etc...) a menudo presentan escenas del Reino de Dios que no salen como tales en la Biblia. Son ventanas abiertas al cielo y cumplen una función de carisma profético: comunicar a los hombres destellos del Cielo. Algo de esto hay también en la visión que Tolkien tenía de la obra artística.

Quizá también la obra de Tolkien es carismática en el sentido que le daba San Pablo al término. Un carisma --definición usual- no es más que un don que Dios da a alguien para beneficiar a toda la comunidad. Tolkien tenía muy claro que él tenía un don, es decir, un bien --natural o sobrenatural- recibido de Dios. Esto puede verse en su cuento Hoja de Niggle (al que fr Horacio Ibáñez O.P. en su libro dedica un amplio capítulo), cuando el pintor, en el Más Allá, ve su obra completa: "Es un don, dijo. Se refería a su arte, y también a la obra pictórica". Pero cuando un don beneficia a muchos, se convierte en un carisma, en este caso, un carisma de profecía, es decir, de anuncio y testimonio del Más Allá.

lunes, 6 de abril de 2015

Ahorrar agua con una bolsa para la ducha.





lunes, 30 de marzo de 2015

Max Richter Las Cuatro Estaciones de Vivaldi


Antonio Vivaldi (1678-1741)

Max Richter (1966)

Una recomposición, re imaginación de Las Cuatro Estaciones del católico Antonio Vivaldi por el compositor alemán británico Max Richter. Un lujo




miércoles, 4 de febrero de 2015

Debate Aborto Chile 2015: Nadie Sobra










jueves, 29 de enero de 2015

Fr. Barron on Why I Loved to Listen to Christopher Hitchens



domingo, 18 de enero de 2015

Fotografías Bailarina Talco Jeffrey Vanhoutte



martes, 13 de enero de 2015

Sia Chandelier Interpretacion Significado

"Ante todos los miembros de la familia humana, independientemente de la religión que profese, se alza el enorme reto de ayudar a la humanidad a hacer frente al serio y tan extendido problema del alcoholismo con valentía, confianza y esperanza."  San Juan Pablo II. 22 de junio de 1984


Desde hace algunos días tengo esta canción pegada y no me la podía quitar de la cabeza, así que se me ocurrió escribir este artículo.

Chandelier (Candelabro de Techo), es una canción de Sia (Sia Furler), cantante australiana que con el álbum 1000 Forms of Fear (Mil Formas del Miedo) llegó al número 1 en ventas en Estados Unidos, habiendo estado con sus dos álbumes anteriores en el puesto 26 en 2008 y en el 37 en 2010. Lleva 291 millones de visitas en YouTube.

En honor a la verdad no tenía idea lo que realmente decía la letra, no la había escuchado detenidamente. Vi el video clip donde aparece una niña bailando de forma extraña y no entendí nada. Así que decidí interiorizarme en la cantante y en su canción.

Tras leer la letra creo haber entendido el tema detrás de la misma, su significado, a la vez el video ahora me parece espectacular, demasiado acorde con la letra de la canción cuya letra es un canto desesperado de una persona que está contemplando suicidarse para encontrar ayuda.

Este nuevo conocimiento me llevó a comprender la trascendencia de la canción y el video, considero que son un triunfo y que ojalá este artículo lleve a otros a lo que yo encontré, y que viéndolo nuevamente me emocionó hasta las lágrimas.

Siendo una canción tan popular me imagino que tal vez la has escuchado antes, o que tus hijos la han escuchado y siguen cantándola. tal vez leer esto te ayude a comprender el significado de la letra, a lo mejor así podrás comentarla con ellos y sacar algún buen fruto.

Si no has visto el video, entendido o escuchado la canción, te recomiendo verlo ahora, luego leer lo que escribo y terminar viéndolo por segunda vez.



Sobre la cantante: Sia Furler pasó por un periodo de alcoholismo y drogodependencia farmacológica. Luego logró salir de ella y ha escrito canciones para un gran puñado de los artistas más reconocidos en los últimos tiempos (Rihanna, Beyonce, Eminem, etc., etc.), y para sus propio álbumes. No me detengo en esto porque no es tan importante. Alcohólica, drogadicta, logró salir gracias a Alcohólicos Anónimos, entre otras cosas. Cree en un ser superior, un Dios no cristiano, según tengo entendido.


Sia nos canta sobre el vacío existencial, el cual suele ir de la mano con el deseo de suicidio. No he leído a nadie que trate mejor este tema que Viktor Frankl. En su libro Ante el vacío existencial (editorial Herber), cuenta que en una estadística de una Universidad en que se tomaba por muestra a 60 alumnos que habían contemplado el suicidio, o lo habían intentado, el 85% de ellos intentó suicidarse porque no encontraban ningún sentido a sus vidas. El 95% de ellos tenía buenas notas y salud física y psíquica, en sus relaciones afectivas, familiares, financieras, todo bien... pero ¿para qué? "...la voluntad de sentido es una motivación sui generis, que ni puede reducirse a otras necesidades ni puede derivarse de ellas", nos escribe Frankl, esa voluntad de sentido, en definitiva, no se encuentra en cualquier parte.

Uno de los conceptos principales del psiquiatra es el de la "autotrascendencia de la existencia humana", explicando que "en todo momento el ser humano apunta, por encima de sí mismo, hacia algo que no es él mismo, hacia algo o hacia un sentido que hay que cumplir, o hacia otro ser humano, a cuyo encuentro vamos con amor. En el servicio a una causa o en el amor a una persona, se realiza el hombre a si mismo." Pero qué pasa cuando la persona ya no encuentra sentido a su vida.

Nosotros estamos "programados" para dirigirnos hacia Dios, si ponemos la mira en otros caminos que no tiendan a esa trascendencia que nos lleve a la Verdad entonces podremos encontrarnos con un vacío existencial, sin un objetivo real nos desperdigamos y podemos terminar en cualquier parte, haciendo cualquier cosa, como por ejemplo con una depresión mayor llegando incluso a contemplar el suicidio, cayendo antes, no siempre, en el alcoholismo o en las drogas.

Una lectura esencial para todo católico la encontramos en Santo Tomás, aquí "¿En qué consiste la bienaventuranza del hombre?" en su Summa Teológica. De la mano encontramos "al escritor del siglo XX", Chesterton, cuando decía que en el momento en que el hombre deja de creer en Dios, comienza a creer en cualquier cosa, que se puede entender también como buscar la felicidad en donde jamás se encontrará, tal como los explica el buey mudo:en los honores, en la fama o en la gloria, en el poder, en algún bien del cuerpo, en el placer, etc.

La relación del católico y el suicidio está más lejana que en otras creencias, podemos pensar en la idea del Core Belief del psiquiatra Aaron Beck, aplicándola al católico, bien formado, quien tiene una serie de creencias que forman su núcleo fundamental de pensamiento, que normalmente no cambian con el tiempo y quedan fijadas durante su formación, entre ellas encontramos que el suicidio no es una opción, solamente Dios sabe nuestro día y nuestra hora. Por lo que la contemplación del suicidio en un católico es más rara que en la de un ateo.

Siendo la música una expresión intelectual y emocional que pretende mostrarnos una realidad, en Chandelier encontramos una buena descripción sobre la vacuidad existencial que siente una persona con depresión, alcohólica y drogadicta, clamando al cielo, buscando una explicación, buscando un sentido a su vida, que se ha ido cayendo, sin valores, decayendo en la soledad y la angustia, y que solo encuentra tranquilidad tomando alcohol y drogándose, sin querer despertar de ese estado adormecido.

Revisemos la letra.

Comenzamos con el adormecimiento de la conciencia, de la realidad, "Las niñas que van de fiesta en fiesta no son lastimadas", rodeadas de otras personas y tomando y festejando piensa que tal vez así adormecerá el dolor, la vacuidad de su existencia. Ahora en la fiesta, ebria "No puedo sentir nada ¿cuándo aprenderé?", privándose de los sentidos gracias al alcohol y las drogas no siente dolor, no siente nada, pero esto no puede seguir, al día siguiente siente el remordimiento de volver a la vida, sin creer que aprenderá algo de la noche anterior. La felicidad no llega sola, y en depresión hay que buscar ayuda (ojalá encuentre a alguien que le extienda la mano.)

Ella sabe que es a la que llaman para pasar un buen rato, para lograr placeres inmediatos, cree encontrar el amor allí, pero sabe que no es cierto "Yo soy a la que "llaman para pasar un buen rato", Mi teléfono está estallando con tantas llamadas, suena el timbre de mi casa. Siento el amor, siento el amor". Lamentablemente todos sabemos que ahí no encontrará el amor.

El estribillo dice relación con un juego alcohólico, de esos en que se dice algo o se entona una canción y se toma un golpeado, luego otro, y otro "1, 2, 3, Toma, 1, 2, 3, Toma"; "Tómalos todos, arroja los vasos hasta que ya no puedas contarlos"

(Ahora el coro sobre balancearse en un candelabro de techo me recuerdo a la última escena de La Guerra de los Rose con Michael Douglas y Katheleen Turner) La referencia que hace el coro a balancearse en el candelabro es claramente una alusión al suicidio "Yo quiero balancearme en el candelabro, en el candelabro". Ya no da más en esa vida vacía, sin sentido, contempla seriamente suicidarse. "Voy a vivir como si el mañana no existiera, como si no existiera", es vivir sin responsabilidades, sin preocupaciones, es simplemente deshumanizar la vida humana. Pero ahora quiere volar, escapar "Voy a volar como un pájaro a través de la noche, sentir como mis lágrimas se van secando." Luego, seguramente en los breves momentos de lucidez "Pero me estoy aferrando a la querida vida, no miraré hacia abajo. no abriré mis ojos" por el temor a lo que verá, mirar lo que hizo la noche anterior. Y así volvemos a la rutina del alcohólico "Mantener mi vaso lleno hasta que amanezca, porque solo tengo que aguantar, pasar, esta noche."

Pero dentro de esa vorágine hay algo en ella que sabe por lo que está pasando, tanto por la frase anterior cuando dice que se está intentando aferrar a la vida, como por la oración siguiente (que es la oración que me llegó más fuerte) cuando dice "Help Me" (Ayúdame), es notable que al escuchar la canción uno puede no darse cuenta de esta frase, no escucharla o no retenerla, ya que no es una pausa para llamar la atención a la misma, esa es la idea, que pase desapercibida la petición de ayuda, como muchas veces nosotros mismos no ayudamos a otras personas porque no entendemos o escuchamos sus gritos. Y ¿A quién le dice esto? si estamos en presencia de un monólogo interno de una alcohólica que describe el momento más bajo de su vida, por su depresión y adicciones, "Ayúdame, me estoy aferrando a la querida vida."

Solo quiere pasar esta noche, noche a noche, de forma repetitiva, tal como funcionan las adicciones, solo quiere atontarse, adormecerse, emborracharse y pasar cada noche, o sobrevivir para la siguiente. Y ahora viene el momento de lucidez absoluta, el destello que nos muestra lo que realmente piensa "El sol apareció, estoy echa un desastre. Ahora tengo que escapar, tengo que correr lejos de este lugar", pero al mismo tiempo se da cuenta de lo que hizo "Ahora viene la vergüenza, ahora viene la vergüenza."

¿Qué hace un alcohólico cuando siente esa vergüenza, cuando ve que todo lo que hace está mal, cuando quiere buscar ayuda y no se atreve, donde no hay una mano amiga, un católico u otra persona que se la extienda y la saque de ese lugar, aunque ella haya rechazado esa mano mil y una vez? Pues vuelve a la rutina, rápidamente, tal vez comenzando a tomar a penas encuentra algo que poner en el vaso, a cualquier hora, y comienza nuevamente  "1, 2, 3 toma, 1, 2, 3 toma. Arrójalos los vasos hacia atrás hasta que pierdas la cuenta."

Y así termina la canción de forma repetitiva, lo que hace el mensaje de desesperación más poderoso, con "Solo quiero pasar esta noche, solo quiero pasar esta noche, esta noche, esta noche, solo quiero pasar esta noche."


Esta es la interpretación que le di a Chandelier de Sia, otras personas le darán otra, millones de interpretaciones, pero yo solo puedo interpretar el arte, las obras de arte, desde mi visión del mundo, mi visión de la realidad, que es católica.

En When a Man Loves a Woman, con Andy García y Meg Ryan, podríamos imaginar que cuando el personaje de Ryan está hablando con el de García en la casa, en una de las mejores escenas de la película (aquella en que García da vuelta la mesa y vemos la real desesperación de una persona que quiere ayudar a su esposa alcohólica pero no sabe bien cómo hacerlo), ella estaría pensando en lo que esta canción dice, y dependerá del receptor del mensaje poder captarlo e interpretarlo. Ryan nunca dejó realmente de amar a García, pero el alcoholismo es una enfermedad muy fuerte y la forma en que podemos actuar frente a estas personas que padecen de la enfermedad es variada, y sin conocimientos sobre el mal no podemos realmente ayudar.

Ahora una apreciación del video clip que parece tan perturbador a primera vista.

Una idea de C. S. Lewis, que extrañamente no recuerdo haberla leído en los libros suyos que tengo, que se la leí a Josef Pieper, es que hay dos cosas que no se encontrarán en el Infierno: Música y Silencio. No hay tranquilidad en el Infierno, lo que si se encontrará será ruido y rechinar de dientes, tal como comienza el video con ese perturbador ruido de las luces mal ajustadas.

Entramos caminando a un departamento con colores monótonos, opacos. El departamento está claramente mal cuidado, como si hubieran habido múltiples fiestas en el mismo y el dueño, o arrendatario, no se preocupara del mismo. Vemos la pintura, en sus paredes, en las puertas, todas heridas por el paso del tiempo y la apatía hacia un hogar. Cuadros viejos con tonos también algo macabros, ni siquiera están centramos, no hay simetría alguna en el departamento. El refrigerador con dibujos, típicos de los niños que ponen sus padres allí como premio, pero siniestros, puras líneas negras sin armonía, todo mal. Despersonalizado, sin fotografías, sin arreglos, detalles, propios de personas que quieren su hogar. Hongos en las esquinas, bacterias, etc. Se asemeja a esos lugares que vemos en las noticias o películas que solo sirven para que los drogadictos se inyecten.

La niña protagonista del video sería una versión joven de la cantante (supongo que demasiado joven para ir de la mano con la canción pero lo suficientemente joven para impactarnos). Su vestimenta es una malla de color piel, no tiene ropa que la identifique como una persona normal, no tiene colores o accesorios, se nos muestra desnuda. Es una joven que quiere mostrarse tal como es, nos va a confesar algo aterrador, no quiere cubrirse ni esconderse, esta es ella y esta es su historia.

Puede haberse realizado este mismo video con un grupo de gente joven tomando y drogándose, mostrando los vasos caer al suelo, vomitando, haciendo todas esas cosas que vemos en las películas cuando se excede con el alcohol, o con otras drogas. Aquí de forma inteligente decidieron mostrarnos a una niña que junto con la locación, la iluminación, el vestuario, el baile y sus expresiones nos mostrará su alma atormentada.

Así, desesperada, no puede moverse como una persona normal, no puede mirar, nunca sonríe realmente, es una marioneta. Como tal se mueve, baila, como aparece en el video, con movimientos falsos, sin una voluntad propia, se cae, se levanta, choca, intenta abrir los ojos, intenta mostrarnos como actúa con la gente, gente que ella ve y nosotros no (gente que estuvo allí con ella, recreando como actuaba para ocultar su dolor). Movimientos inhumanos, como arañas, lo que sigue la idea de Viktor Frankl cuando dice que los animales no se preguntan por el sentido de la vida, solo los humanos, y esta niña está reducida a una vida casi animal.

Si es que han visto a un alcohólico, a gente borracha, completamente borracha; que choca con las paredes; se cae y se levante; que se ríe sin que nadie sepa por qué; que se mueve de un lugar a otro; que salta de un lugar a otro; que conversa con una persona y en la mitad de esa conversación pierde interés, o se le olvida, y comienza a conversar con otra; que te interrumpe una y otra vez, etc. He ahí el secreto del video, una vida vivida como una marioneta que es controlada en realidad por el alcohol y las drogas, que se come parte, gran parte, de la voluntad de la persona, que por dentro llora, clama al cielo... "Ayúdame."

El final del video es de las mejores escenas. Una marioneta, interiormente despedazada por sus adicciones, con depresión, que sigue pensando que tal vez debería colgarse del candelabro y terminar así con su vida, se despide de nosotros con una falsa sonrisa, forzada, repetitiva, con movimientos de despedida en los que no es tan difícil ver los cables que manipulan su voluntad, levantando sus manos, y la hacen despedirse como si nada estuviera pasando, mira su sonrisa, aquí no hay nada, aquí no hay vida. Y nosotros, la cámara, nos alejamos de este espectáculo, retrocedemos paso a paso, tal vez porque no vimos más allá de su actitud rebelde, adolescente, alcohólica, o tal vez porque a pesar de ello nos engañó -o nos dejamos engañar- de que nada malo pasaba. Tal vez pensamos que si vimos su sufrimiento no era nuestra responsabilidad hacernos cargo. Las razones por la que nos alejamos poco a poco pueden ser múltiples, y puede ser que no le pase nada, o que volvamos al día siguiente y la encontremos colgada del candelabro.

Tal vez, ahora, te gustaría dejar de retroceder, correr hacia ella, abrazarla, aunque te empuje y te diga cosas para herirte, para apartarte, abrazarla, no soltarla y decirle "Tranquila, aquí estoy para ayudarte" (ojalá alguna frase más original que esa.)

Los primeros síntomas de la depresión, del alcoholismo o la drogadicción suelen ser difíciles de detectar, a la vez hay que estar instruidos en estos temas. En esta canción vemos un canto a la vida de una persona que no se puede ayudar a sí misma, que busca la ayuda de Dios. ¿Podremos ayudarla?


Tal vez ahora puedas ver nuevamente el video y encontrar algo de lo que escribí en el mismo. Todavía me estremece.





Películas recomendadas

Entertaining Angels: the Dorothy Day Story (1996) La Historia de la Sierva de Dios Dorothy Day.
When a Man Loves a Woman (1994) Sobre un matrimonio y el alcoholismo
My Name Is Bill W. (1989) Sobre el fundador de Alcohólicos Anónimos.
When Love Is Not Enough: The Lois Wilson Story (2010) Sobre la esposa del fundador de Alcohólicos Anónimos. (Ambas son complementarias)
The Country Girl (1954) Sobre el alcoholimos en una pareja, Bing Crosby y Grace Kelly


Originalmente publicado en Religión en Libertad: "Alcoholismo y Suicidio: Sia - Chandelier"

miércoles, 7 de enero de 2015

Pásame la sal - Telefonos inteligentes en la mesa





Seguidores

 
Copyright © 2014 Cine para Católicos. Designed by OddThemes